El hospital de Dar-Al-Shifa, Niclas Hammarström



Niclas Hammarström nace en Suecia en 1969, en el año de 1993 consigue trabajar para el diario sueco Aftonbladet, como fotógrafo con sede EUA por lo que cambia su residencia a N.Y, por lo que cubría eventos de Cánada, EUA y América del Sur.
En el año de 2002, tras cubrir las Olimpiadas de Sal Lake City abandona por un tiempo la carrera de fotografía, retoma su carrera fotográfica en 2011, como fotógrafo freelance.
En el 2012 es galardonado con el premio Word Press Photo.



En la serie Siria: El hospital de Dar-Al-Shifa, nos muestra al nosocomio localizado en el centro de Alepo, el hospital recibió a la mayoría de los combatientes heridos, los empleados trabajan jornadas de 24 hrs e incluso no abandonaban el sitio, hasta que fue bombardeado por el ejercito el 21 de noviembre de 2012.

Para ver más imágenes e información, da click a:






La Islandia de Fokion Zissiadis

"Iceland in Colour" es la serie fotográfica del griego Fokion Zissiadis, en la que recorre el paisaje de este país con el objetivo de capturar su belleza y atractivo natural, aunque sus fotos resultan tan bellas como melancólicas, igual que el país que retrata. El fotógrafo ha recorrido el mundo fotografiando diferentes fenómenos geológicos y terrenos. Entre los países que ha visitado se encuentran: China, Rusia, Estados Unidos, Argentina, Sudáfrica, Israel, los Emiratos Árabes e Islandia, por mencionar algunos.


Además de "Iceland in colour", Zissiadis cuenta con otra serie fotográfica con la misma temática, pero realizada en blanco y negro. Es interesante revisar estas dos series para comparar la peculiaridad que presentan con respecto de la otra, por el simple uso del monocromo en una de ellas.



Lee más en la página del artista: http://fokionzissiadis.com

Un camino para no soñar



Un camino para no soñar

Es el titulo del ensayo fotográfico con el cual Patricia Aridjis participa narrando una de las siete historias  incluidas en el libro Prisión sin condena.

La compilación de imágenes sugieren que más allá de cualquier argumento, los daños derivados del encierro carcelario como medida precautoria, son mayúsculos en comparación de los supuestos “beneficios” que de esto se obtienen.

Lo que aquí se vive, tiene repercusiones en las afueras del centro penitenciario y así lo deja ver la fotógrafa: niños que tienen que crecer en el ambiente carcelario, y luego habrán de abandonarlo dejando no solo las instalaciones, sino a sus progenitoras.

Mujeres que al ser recluidas, no solo pierden su libertad, lo pierden todo, incluyendo la familia, al conyugue o pareja, los amigos, quienes con el paso de los años, las olvidan en estos centros de readaptación.


Lara Marco, Prisión sin condena, Debate, México, 2008.

Narco mexicano: muy a su estilo


Narco mexicano: muy a su estilo

En la administración del presidente Felipe Calderón (2006-2012) se agudizó el problema del narcotráfico y las múltiples manifestaciones de violencia que genera en diversos ámbitos de la sociedad, y por todo el país. El expresidente no tenía claro cuál sería su bandera que iba a defender en su sexenio y comenzó por autoproclamarse “el presidente del empleo”. Ya en su segundo año de gestión, de la nada, comenzó con un discurso para legitimar su cuestionado triunfo electoral a través de una llamada “guerra contra en el narcotráfico”.
Los resultados fueron desastrosos, y hasta el día de hoy, no parece que el estado haya ganado tal guerra. Una de las tantas cuestiones preocupantes es que el grado de violencia se volvió sanguinario, inhumano y exhibicionista. Lo peor de todo es que muchos mexicanos se comenzaron a acostumbrar a ver cuerpos colgados de puentes, cuerpos despedazados insertos en bolsas, contenedores, o simplemente arrojados al pavimento. 



Fuente: Christopher Vanegas, La Vanguardia/El Guardián, 2013.
La imagen seleccionada expresa esta violencia a través de cinco cuerpos colgados en un puente de Saltillo Coahuila, al parecer, son resultado de ajustes de cuentas entre bandas de narcotraficantes. Ese fue precisamente el argumento y explicación que la administración calederonista refería ante los más de 60,000 muertos a causa de esta guerra mal planteada e instrumentada. El hecho es que esta violencia continúa y que el seguimiento mediático ha cesado un poco, lo que no quiere decir que este problema se haya solucionado. ¿Quién está ganando la guerra?

FOTO Y POSMODERNISMO


FOTO Y POSMODERNISMO

Absolut y su publicidad


La fotografía publicitaria es un buen ejemplo de cómo los rasgos de la posmodernidad se hacen presentes en las manifestaciones culturales.

La campaña realizada para la promoción de Absolut, deja ver de manera clara lo antes mencionado, a partir de la botella del Vodka, la cual, tiene la característica de que gracias a su forma, resulta ser fácilmente identificable, ha sido retratada de manera creativa para los mensajes publicitarios.

Uno de los principales rasgos del posmodernismo es la condición esquizofrénica, en esta imagen vemos lo anterior, cuando nos enteramos de que la botella a dejado su condición de objeto, ahora identificamos que tiene características humanas, tan es así que hay que preocuparse por ella, por su apariencia, cuidar de ésta colocando pepinos sobre ésta, del mismo modo en que las mujeres lo hace sobre sus ojos.




LAS FOTOGRAFÍAS INCOMODAS DEL MUNAL


LAS FOTOGRAFÍAS INCOMODAS DEL MUNAL

En días recientes todos hemos escuchado respecto a la lamentable situación por la cual atraviesa la cuenta de Facebook del MUNAL, la cual, se ha especulado que será cerrada debido a las denuncias que algunos usuario, quienes consideraron ofensivas las fotografías de desnudos, exhibidas en este espacio, tales imágenes eran registro fotográfico de las obras que el MUNAL muestra en su actual exposición “El hombre al desnudo, dimensiones de la masculinidad desde 1800”.

En el muro de Facebook del Museo, éste ofreció una amable disculpa a quien resultara ofendido, lo interesante del caso es la solidaria respuesta que los usuarios de esta red han dado a este espacio de exhibición.

Los puntos de vista en contra de los supuestos ofendidos se hicieron presentes, el muro de la cuenta del Museo se llenó de comentarios, algunos mejor argumentados que otros.

Lo que también resulta atractivo es conocer las causas por las cuales los “supuestos inconformes” dan seguimiento a este tipo de cuentas. El desnudo para nada es algo nuevo en las artes, es una solución muy recurrente para los productos de este, como: la pintura, la escultura, la fotografía, el performance, etc. 

Quizá, este hecho evidencia que, los miles de usuario “seguidores” de las cuentas de los Museos de nuestro país, para nada revelan la afinidad con los objetivos, los valores, la misión o los intereses de estos espacios museísticos. Pareciera que saber o tener gusto por el arte simplemente se ve bien.